Agricultor recogiendo grano de cereal para decidir si su empresa va a ser más rentable o va a tener pérdidas

Estamos viviendo una época de cambios. De eso no hay ninguna duda. La pregunta es, si los cambios que vienen serán a mejor. Y la mejor respuesta es: depende de a quien preguntes.

Estamos acostumbrados a asociar la palabra “crisis” a sensaciones de malestar, desánimo, pesadumbre, miedo… Nuestra cultura nos ha interiorizado la “crisis” como algo malo. Los medios de comunicación como la prensa, radios, televisiones y, ahora más que nunca, las Redes Sociales nos meten siempre el miedo con palabras como MAL, PEOR, CATÁSTROFE, HUNDIMIENTO…. Esto hace que la “mieditis” forme parte de nuestra vida, aunque queramos huir de ella. Sin embargo, hay otra corriente, para la que parece – y digo PARECE sin atreverme a afirmar con rotundidad – que la palabra “crisis” tiene otro significado. Por ejemplo: es sinónimo de cambios. Cambios que, para ellos, significan nuevas oportunidades, nuevos tiempos, crecimiento, innovación, desarrollo, mejora, nuevas ideas, nuevos hábitos y nuevas tendencias (sociales, laborales, económicas…). ¿Suena mejor?

“Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad” A. Einstein

A mi, sinceramente, todas éstas palabras no me suenan nada mal. Porque las sociedades, a lo largo de la historia han ido evolucionando y MEJORANDO. Y éstas mejoras han venido provocadas en muchos casos por las “crisis”. Por obligación en algunos casos, por visionario de oportunidades en otros… pero cambios al fin y al cabo. Y muchos, pienso yo que la mayoría, no nos han traído otra cosa que MEJORA. ¿ O vivimos peor hoy que hace 100 años? Seguramente habrá algún aspecto que si, por supuesto, pero la valoración y la visión global es clara.

“Todo viaje, se inicia con un primer paso”

Algunos pueden pensar que se trata de ser OPTIMISTA, POSITIVO, como se quiera definir, pero pienso que es más profundo que eso. Se trata de un cambio cultural, de mentalidad, de hablar menos de catástrofe y más de nuevas oportunidades, nuevos tiempos, nuevos cambios, EVOLUCIÓN, al fin y al cabo. Con incertidumbre, claro que sí. Con algo de miedo, también. (El miedo es una emoción necesaria, que bien gestionada tiene mucho valor).

Hay que preparar a la sociedad para ello. Saber y tener conciencia de que esto llega cada cierto tiempo y estar listo para cuando llegue, y toque bajar un interruptor y subir otro. Formándose continuamente, ir adaptándose poco a poco a los pequeños cambios que van viniendo y nos dan señales, no esperar a que lleguen y luego a ver que pasa.

Cerdos en pequeña granja tradicional de porcino

“En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe” Eric Hoffer

Dron en explotación moderna del sector de la agroalimentación. Ejemplo de tecnología e innovación

Como ejemplo de todo lo que acabamos de comentar anteriormente, te quiero presentar a la empresa Tressesenta. Una organización que nació justo antes de la “crisis” del COVID-19 con la idea de impulsar y ayudar a una mayor profesionalización del sector agroalimentario (sector primario). Un área estratégica de nuestra economía que consideramos que puede sufrir, si estos cambios no se afrontan. Por ejemplo, ante los cambios que se avecinan, sobre todo, de cara a la nueva Política Agraria Común (PAC) que viene impulsando la Unión Europea. Desde luego, nadie imaginaba una “crisis” como la que se nos ha abalanzado, pero desde luego cambios van a venir (posiblemente ésto, los ha acelerado).

¿Imaginas poder contar con un Director de RRHH, un Director Financiero, un Director de Operaciones o Industrial, un Director de Seguridad e I+D, un Director Comercial y un Director de Marketing como los de las grandes compañías? ¿y, si además, todos esos puestos fueran ejercidos por una sola persona de manera eficaz, solvente? Difícil imaginarlo, la verdad.

La Propuesta de Valor que Tressesenta propone es precisamente esto. Un servicio completo (FULL SERVICE) concentrado en un único interlocutor. Con el objetivo de aportar mejora, crecimiento, sostenibilidad y, sobre todo, FUTURO a las empresas a las que dan servicio. Muchos años de experiencia, de formación continua, de conocimientos en diversos sectores industriales y empresas, así como el respaldo de trabajar con un número importante de los mejores Partners de cada sector. Todo esto aporta la veteranía y madurez suficiente para aportar y contribuir a cubrir las necesidades de éste sector presentes y futuras.

“Pregúntate si lo que estás haciendo hoy, te acerca al lugar en el que quieres estar mañana” Walt Disney

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario